septiembre 25, 2021     Reservar Cita
Portada » Psicología de la salud y bienestar » CORONAVIRUS: «QUÉDATE EN CASA»…. Y ¿QUÉ HAGO EN CASA?
Ha aparecido una palabra nueva en nuestra vida: CORONAVIRUS. En pocos días nos invaden muchas sensaciones extrañas, estamos preocupados por nuestros familiares, vivimos con una incertidumbre total.

Nos desbordan informaciones imprecisas que cada día cambian, nos transmiten datos numéricos que nos dejan helados y nos dicen que cada día los contagios subirán más … y todo ello bajo el lema “quédate en casa” …. y ¿qué hago en casa? 

Hay que prepararse para estar tantas horas con nosotros mismos. La verdad es que muchas personas tendrán grandes dificultades de adaptación frente al confinamiento, es un cambio de vida radical, una parada de actividades sociales total, no podemos hacer deporte al aire libre, no podemos salir ni a pasear … vamos pues a intentar dar respuesta a las dudas de: Y ¿qué hago en casa? 

Estar en casa… implica coger un ritmo diferente, implica convivir muchas horas con nosotros mismos y con el resto del núcleo familiar. En primer lugar, habría que hacer un poco de horario y organización diaria para no dejarnos llevar por la apatía y adaptarnos a un nuevo ritmo de vida activo. En segundo lugar, habría que marcarnos unas actividades fijas diarias y hacerlas de manera obligatoria. En tercer lugar, deberíamos tener una lista de actividades que siempre hemos querido hacer y que hasta ahora no hemos podido.  

QUÉDATE EN CASA, LISTADO DE COSAS A HACER:

– Compartir tiempo de calidad con el núcleo familiar 

– Conversaciones tranquilas con nuestra  pareja o  hijos 

– Disfrutar de las relaciones sociales a nivel telemático 

– Llamar a aquellas personas que hace tiempo que no sabes de ellas 

– Terminar cosas pendientes: cursos, trabajos, … 

– Dedicar tiempo a la reflexión personal y a valorar propósitos de vida futuros 

– Hacer alguna actividad solidaria o ayudar a otras personas aunque sea desde casa 

– Ordenar y revisar todo lo pendiente: armarios, archivos, documentos, … 

– Buscar información de cosas que te interesen, aprender cosas nuevas, leer, … 

– Cocinar platos diferentes, limpiar cosas no habituales, … 

– Escribir un diario de cada día… y de cómo estás viviendo la situación 

– Expresar emociones de la manera que quieras, pero exprésalas 

– Buscar la manera de moverte y hacer un poco de gimnasia o deporte 

– Aburrirte un rato en el sofá para disfrutar del no hacer nada 

-…. 

 

Y seguiría… pues la lista puede ser interminable… no puede ser que las personas digamos que no sabemos qué hacer, porque el abanico de posibilidades es muy amplio y variado. 

Muchas veces nos da pereza empezar a hacerlo, pero te animo a que lo hagas porque lo más difícil es empezar, luego ya entramos en rutina y los días se organizan solos. 

 

QUÉDATE EN CASA Y CÉNTRATE EN EL PRESENTE 

Vive el presente, vive cada día, busca la manera de pensar que el día tampoco ha sido tan horrible. Por el contrario, ha sido un día interesante donde has podido pensar, compartir, leer, estudiar, tomar el sol, cocinar, aprender…. y, así, irás a dormir satisfecho. Es importante pensar que tienes que aprovechar esta situación para hacer todo aquello que desees y, sobre todo, todo lo que no podrás hacer cuando la normalidad vuelva a imperar en nuestro día a día. 

También es importante, aunque te quedes en casa, llevar una vida diaria sana en los hábitos básicos: comer bien, dormir las horas necesarias y no más, hacer algo de ejercicio… la vida sana nos ayudará a mantenernos en unas condiciones buenas, físicas y emocionales. 

Te animo a que hagas una lista de las cosas que harás y que te comprometas a hacerlas porque cada día queda un día menos para volver a la normalidad y, cuando miramos atrás, podamos pensar que esta parada en nuestra vida fue provechosa, positiva y sirvió para enriquecernos a nivel personal, familiar y social. 

La adaptación es la clave para poder llevar de la mejor manera posible el confinamiento y la actitud positiva es el elemento fundamental que hará que el día a día haya valido la pena. No olvides que cada día de nuestra vida, debe valer la pena y conseguirlo es tu responsabilidad. Recuerda que la VIDA ES ACCIÓN. 

Anna Ortiz

Núm.Colegiada 11.974
Psicóloga sanitaria y Especialista en desarrollo personal

Ver todos sus artículos
¿Preguntas? Hablemos.
Atención al cliente
¿Necesitas ayuda? Contacta con nosotros.
Anna Ortiz
Psicóloga
Estoy conectada