Portada » Tristeza/Depresión » ¿ME SIENTO TRISTE PORQUE MI VIDA NO TIENE SENTIDO?
¿Me siento triste gran parte del día? ¿Noto un vacío interno? ¿No tengo el enfoque de mi vida claro? ¿Me noto perdido? ¿No encuentro nuevos objetivos que me motiven? ¿Tengo la sensación de no saber hacia dónde voy? ¿Lloro más de lo habitual? MI VIDA NO TIENE SENTIDO

¿Me siento triste gran parte del día? ¿Noto un vacío interno? ¿No tengo el enfoque de mi vida claro? ¿Me noto perdido? ¿No encuentro nuevos objetivos que me motiven? ¿Tengo la sensación de no saber hacia dónde voy? ¿Lloro más de lo habitual?

MI VIDA NO TIENE SENTIDO

Hoy en día vivimos en una sociedad que vive de sensaciones, buscamos soluciones superficiales para salir de la tristeza y para encontrar un placer inmediato. El 80% de las personas no sabe el motivo por el cual se levanta cada día. En general, en las consultas de psicología vemos una obsesión para aprovechar el tiempo, necesitamos estar conectados a algo permanentemente, pero no estamos conectados con nosotros mismos. No sabemos parar, no sabemos preguntarnos qué necesitamos, qué queremos, hacia dónde vamos… el ritmo frenético nos inunda de actividades constantes porque la percepción errónea es que si paramos perdemos el tiempo.

TE INVITO A QUE PARES PARA ANALIZAR TU TRISTEZA

¿Cuántos años llevas funcionando por rutina? ¿Cuánto tiempo llevas actuando como un robot automático? ¿No ves que la vida pasa muy rápido? ¿No ves que necesitas plantearte qué quieres hacer en tu paso por el mundo?  ¿Si no estamos satisfechos con nuestra vida porque cada día seguimos haciendo lo mismo? ¿No crees que es lógico empezar a cambiar cosas para encontrar tu sentido vital? La vida no nos puede arrastrar, nosotros la tenemos que visualizar, crear y dirigir. Nuestros valores son los que nos hacen crecer como personas, hemos de tomar decisiones desde quienes somos y desde nuestros ideales, no podemos vivir por y para satisfacer a los demás.

PIENSA EN GRANDE Y ACTUA EN PEQUEÑO

Imagínate tu vida ideal en todas las áreas. Generar nuevas ideas en nuestra mente significa evidentemente cometer algunos errores de aprendizaje, pero también muchos más aciertos vitales. Cuando la ciencia  estudia a la gente exitosa en la vida, las investigaciones demuestran que no es la calidad de pocas ideas lo que los hace triunfar, sino la cantidad de  ideas lo que marca la diferencia, generan ideas continuamente y muchas  de ellas no sirven para nada, pero nosotros solo nos enteramos de sus ideas exitosas ya que son las que resuenan. Experimentar es imprescindible si queremos redescubrirnos y probarnos desde diferentes perspectivas y enfoques. Sólo si pruebo sabré si me gustan las cosas y, a la vez,  sabré si ese es mi camino o no. Por lo tanto, sal y haz cosas diferentes a las habituales. Con cada experiencia de vida aprendes y mejoras y, esto, ayuda a tener más claro tu sentido vital.

LA MENTALIDAD HA DE SER PENSAR EN PROBABILIDADES NO EN RESULTADOS

Tenemos que estar dispuestos a invertir en nosotros mismos. Cuando más inviertes, más información sacas de ti, de tu entorno, de tus ideales, de tus deseos… y esto te ayuda a redireccionarte hacia una vida mas plena… Cuando hablo de invertir implica invertir en tiempo personal, implica invertir energía en ti, implica invertir paciencia en ver resultados, implica invertir dinero en comprarte libros para aprender o en hacer una terapia de crecimiento personal, implica invertir en una manera diferente de vivir.

Cuando entras en la rueda del cambio, ésta se convierte en un circulo vicioso que hace que aprendas más, veas más probabilidades de éxito y, por lo tanto, obtengas mejores resultados.

EL MAYOR RIESGO ES NO CORRER NINGÚN RIESGO

Nos agarramos a la vida que tenemos hoy, que igual no es lo que nos gustaría que fuera, pero por miedo a perder lo que tenemos, entre otros muchos miedos, nos quedamos donde estamos. Nuestra mente automática está programada para no asumir riesgos, por lo tanto, hay que desconectarla a veces y dirigirla racionalmente. Sin asumir riesgos, es totalmente irrealista pensar que podemos obtener resultados diferentes. Hay multitud de miedos que nos frenan como personas, es importante entenderlos para evaluarlos, ver cuáles son irracionales y poder vencerlos actuando: “el mayor riesgo es no correr ningún riesgo”.

La realidad es que tenemos que estar dispuestos a enfrentar el mundo tal como es, no como queremos que sea, así partiremos de un punto objetivo para transformarlo a nuestro gusto.

PREGUNTARSE A UNO MISMO ES LA MÁS PODEROSA DE LAS TÉCNICAS PARA APRENDER

Las preguntas correctas permiten encontrar respuestas adecuadas y nos permiten aprender cosas nuevas. Muchas veces se actúa en piloto automático para hacerlo todo más fácil, sin cuestionarnos nuestro malestar ni el motivo de porque actuamos como no nos gusta.

Algunas buenas preguntas para hacernos:

¿Por qué…? Es la primera pregunta que nos deberíamos hacer.

¿Qué pasaría si…? Abre nuestras posibilidades de hacer cosas.

¿Qué es lo más importante en este momento? Nos sitúa en nuestras prioridades actuales.

¿Quién puede apoyarme para cumplir mis objetivos? Nos hace obtener ayuda y mejores resultados.

Y, por último, hay que enfocarse en qué hacer, pero también hay que enfocarse en que no hacer para evitar siempre caer en los mismos errores. Simplemente evitando nuestros errores más comunes, nuestras posibilidades de cambio y éxito se multiplican. Y recuerda, LA VIDA ES ACCIÓN, por lo tanto, tu nueva vida te está esperando.

Anna Ortiz

Núm.Colegiada 11.974
Psicóloga sanitaria y Especialista en desarrollo personal

Ver todos sus artículos

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Preguntas? Hablemos.
Atención al cliente
¿Necesitas ayuda? Contacta con nosotros.
Anna Ortiz
Psicóloga
Estoy conectada