febrero 27, 2021     Reservar Cita
Portada » Reflexiones de vida » SEPTIEMBRE ES UN MES DE NUEVOS PROPÓSITOS
Las vacaciones se acaban, hemos descansado, desconectado de las rutinas y obligaciones, olvidado provisionalmente a cientos de personas relacionadas con el trabajo por unas semanas, aparcado problemas pendientes... pero las semanas de vacaciones han pasado muy rápido y, ahora, no toca más remedio que recuperar nuestra vida y reencontrarnos con nuestras actividades diarias.

Mucho se habla del síndrome postvacacional conjunto de síntomas físicos y emocionales que puede padecer un trabajador al reincorporarse a su puesto de trabajo. En general, suele durarnos unos días, aunque en algunos de nosotros puede alcanzar hasta 2 o 3 semanas. Incluso, en algunas personas en concreto, y normalmente debido a problemas añadidos, este síndrome se puede complicar y ser el desencadenante de trastornos psicológicos más severos, como la ansiedad o la depresión. 

EMPEZAMOS EL SEPTIEMBRE CON LAS PILAS CARGADAS 

Lo bueno del mes de septiembre es que volvemos con las pilas cargadas. Tenemos ganas de empezar temas nuevos. Por lo tanto, es el momento de establecer los nuevos propósitos que nos van a acompañar en la nueva etapa que empieza. 

En general, los propósitos nos parecen fáciles de mantener, pero la realidad es que el tema no es sencillo y que las obligaciones, los impedimentos y la falta de voluntad hacen que estos objetivos se conviertan, en muchas ocasiones, en una mera declaración de intenciones. 

Por ejemplo, ¿Qué os parece evitar hablar de final de vacaciones? ¿No creéis que es mucho mejor hablar de inicio de una nueva etapa con objetivos interesantes e importantes para nosotros? Hay que empezar con ilusión un curso lleno de nuevas posibilidades. Con este enfoque ¡a que suena genial! 

EL OBJETIVO FINAL ES CONSEGUIR 2 NUEVOS PROPÓSITOS 

El problema es que queremos hacer una lista demasiado larga de propósitos. ¿Qué tal si en vez de empezar con 5 objetivos, escogemos 2 objetivos y vamos realmente a por ellos? Debemos comprometernos con nosotros mismos a que perduren en el tiempo. Garantizarnos la consecución y el éxito de todos ellos. Hemos de demostrarnos que somos capaces de conseguirlos, cueste lo que cueste.  Hay miles de propósitos: empezar una dieta para perder los quilos ganados durante el verano, realizar un curso formativo de un tema de interés profesional, apuntarte a hacer un deporte, realizar una terapia de crecimiento personal, ir a tomar un café cada semana 2 horas con un amigo, … la lista puede ser infinita. 

PASOS PARA ESCOGER Y CONSEGUIR NUESTROS PROPÓSITOS 

 – Es importante hacer un análisis detallado y económico de los objetivos propuestos 

– Un punto a destacar es que tenemos que definir muy bien estos propósitos y qué queremos conseguir exactamente 

– Hace falta estudiar las fases de ejecución y el tiempo que vamos a tardar en conseguirlos 

– Escoger unos propósitos realistas y asumibles dentro de nuestro día a día 

– Dejar tiempo en nuestro horario habitual para realizarlos 

– Considerar este espacio de realizar los propósitos como momentos personales sagrados 

– Mantener una actitud positiva y motivadora 

– Buscar propósitos relacionados con el bienestar y el crecimiento personal y profesional 

– Considerar estos propósitos como prioridades de estos futuros meses 

– Es imprescindible comprometerte contigo mismo y asegurarte que los vas a llevar a cabo  

 LOS NUEVOS PROPÓSITOS EVITAN LA DESMOTIVACIÓN Y LA MONOTONÍA 

 A veces podemos empezar cosas nuevas o incluso reanudar propósitos no cumplidos o que se quedaron por el camino. Si éste último es el caso, ahora es el momento de retormarlos y demostrarnos que somos capaces de conseguir todo aquello que nos proponemos. En la vida hay que avanzar, hay que estar predispuestos a mejorar de manera permanente. Los nuevos retos nos invitan a que nuestro día a día sea diferente y no caigamos en la desmotivación y la monotonía. Cada etapa tiene unas necesidades diferentes que hay que alimentar, para no caer en la apatía es necesario respirar aire de cambios, de novedades y de nuevos propósitos que nos lleven a subir un escalón más hacia el disfrute del presente y la construcción de nuestro futuro. 

Este septiembre, no es un septiembre más, al contrario, es el septiembre del cambio en ti, de conseguir todo aquello que te propongas. Por fin estás preparado para empezar y terminar tus propósitos. LA VIDA ES ACCIÓN, solo te falta decidir los 2 objetivos y ponerte a trabajar. La satisfacción que tendrás cuando los hayas conseguido no se puede explicar con palabras. Simplemente vale la pena disfrutarlo con orgullo y gran satisfacción personal. Y si quieres desarrollar un plan de acción con un profesional, Instituto PSICO. Psicología y Desarrollo de Mataró está a tu lado para guiarte y apoyarte. 

 

Anna Ortiz

Núm.Colegiada 11.974
Psicóloga sanitaria y Especialista en desarrollo personal

Ver todos sus artículos

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *